¿Cómo lavar y cuidar tus compresas?

¡Fántastico! Ya tienes tus compresas en casa. Ahora podrás probar por ti misma la suavidad, la seguridad y la comodidad que te brindan.

 

Como queremos que tu experiencia sea la mejor, y que tus compresas duren mucho tiempo, hemos creado esta guía completa de lavado y cuidados. En ella encontrarás la información esencial para mantener tus compresas limpias y en buenas condiciones.

 

Esta guía está dividida en dos partes: lavado y consejos, respectivamente.

 

Empezamos por el lavado:

Ahora ya sabes cómo lavar correctamente tus compresas ecológicas de bambú. Como ves, es un proceso muy simple y rutinario.

 

Por último, te daremos algunos consejos para cuides tus compresas y te duren más tiempo.

 

  • No uses lejía. La lejía es un producto muy abrasivo que acortará considerablemente la vida de tus compresas. Además, la lejía dejará residuos químicos que son tóxicos para tu mucosa vaginal.

 

  • No uses suavizantes químicos. Los suavizante químicos están hechos con sustancias tóxicas para tu organismo. Además, el suavizante disminuye el poder de absorción de la compresa, ya que tapa los poros del tejido.

 

  • En lo posible, seca tus compresas al sol. El sol tiene propiedades antibacterianas y blanqueantes.

 

  • Evita dejar tus compresas con humedad o en zonas húmedas. Asegurate que almacenas tus compresas completamente secas.

 

  • Retira la sangre y deja en remojo tus compresas justo después de retirarlas de tu cuerpo. Así evitarás que la mancha se incruste.

 

Esta ha sido nuestra guía para el lavado y cuidado de tus compresas. Confiamos que te sea de utilidad.

 

Recuerda que si tienes alguna duda o sugerencia puedes contactarnos a través de Whatsapp, Instagram o correo electrónico. ¡Estaremos encantados de hablar contigo!