El ciclo menstrual

Aunque cada una de nosotras la vive de forma diferente, en momentos diferentes, con duración diferente, la menstruación es la base de nuestra naturaleza femenina. En este artículo descubrirás cómo funciona.

Webp.net-resizeimage(3)

Lo que llamamos ciclo menstrual abarca desde el primer día de tu menstruación hasta el día previo a la siguiente menstruación. Este ciclo suele durar entre veintiocho y treinta y ocho días, y puede variar en función de cada mujer: según su edad, su alimentación, su estado mental y emocional, su salud, entre otros.

 

Durante estos "veintiocho" días, tu ciclo menstrual pasa por diferentes fases. Estas fases son:

 

1. MENSTRUACIÓN: El útero se prepara cada mes para recibir un óvulo fecundado y lo hace recubriendo y engrosando sus paredes internas (endometrio) para que el embrión pueda adherirse y crecer de forma óptima. Sin embargo, cuando la fecundación no ocurre, este revestimiento interno del útero, se desprende y es expulsado a través del cuello uterino hacia la vagina, en forma de menstruación. Este período de sangrado puede durar de 2 a 7 días aproximadamente.

 

2. PREOVULACIÓN: en esta etapa aumentan los niveles de una hormona llamada estrógeno la cual favorece la liberación del óvulo maduro. Cada ovario tiene muchos ovocitos en su interior y, a pesar de que hay varios ovocitos madurando a la vez, sólo uno será liberado cuando haya alcanzado la maduración plena, convirtiendose en un óvulo.

 

3. OVULACIÓN: es el momento en el que uno de los ovarios libera el óvulo maduro hacia las trompas de falopio. Éste se quedará a la espera de unirse a un espermatozoide y ser fecundado. Si el óvulo finalmente es fecundado se albergará dentro del útero, el cual se ha preparado previamente revistiendo sus paredes para asegurar la supervivencia del embrión.

 

4. PREMENSTRUACIÓN: en esta etapa aumenta el nivel de una hormona llamada progesterona la cual se encarga de engrosar el tejido del endometrio para favorecer el crecimiento del óvulo fecundado. Si no ha habido fecundación, los niveles de esta hormona bajan, llos tejidos del endometrio se desprenden y, como consecuencia, de produce la menstruación.

 

En ocasiones los niveles de las diferentes hormonas protagonistas del ciclo menstrual se desequilibran, lo cual puede producir diferentes síntomas como fuertes dolores menstruales, síndrome premenstrual acompañado de cambios bruscos tanto físicos como emocionales. En estos casos, se debe acudir a un profesional para tratar los posibles desequilibrios y encontrar la raíz de dichos síntomas.

 

Si quieres tener un ciclo menstrual sin dolores, sano y natural, es importante que cuides tu alimentación y que hagas ejercicios. No hay nada peor para tu organismo y tu ciclo menstrual que una dieta desbalanceada y una vida sedentaria. Algo que te ayudará a darle importancia a tu ciclo menstrual es llevar un registro. Si te interesa saber cómo hacerlo puedes seguir este enlace donde te lo explicamos.